martes, 26 de abril de 2011

COMPRENSIÓN LECTORA


Ejercicios:

Lea el siguiente texto y conteste a las preguntas que encontrará al final.


Las tiendas Zara
Quién le iba a decir a él, cuando en los años sesenta trabajaba de empleado en una tienda de ropa de la calle Real en La Coruña, que un día montaría una empresa que llegaría a ser utilizada como caso práctico en los masters de administración de empresas igual que el de Coca-Cola. Quién le iba a decir entonces a Amancio Ortega Gaona que 44 millones de personas visitarían en 1992 las 115 tiendas que la cadena Zara tiene por toda España. ¿Qué ha pasado desde los tiempos en que este gallego trabajaba detrás de un mostrador hace ya tres décadas, hasta hoy, en que no ha tenido más remedio que comprarse un avión Falcon 900 de veintisiete plazas para que él y todos sus colaboradores directos puedan volar al ritmo frenético que exigen el negocio y el trabajo?
El primer paso fue un modestísimo negocio de ropa de bebé que su hermana cosía en casa mientras otro hermano viajaba para venderla por las ferias de las ciudades gallegas. Después vendría una fábrica de batas y ropa de bebé con un puñado de empleados. El negocio fue creciendo, y en 1974 abrió sus puertas la primera tienda Zara, que tenía muy poco que ver con sus actuales hermanas, porque, entre otras cosas, la ropa que vendía se compraba a terceros. Poco a poco se empezaron a comercializar prendas de fabricación propia mientras se abrían tiendas por las cuatro provincias gallegas.
La feliz idea de saltar fuera de Galicia surgió en 1980, cuando creyeron que podían conseguir un eficaz sistema de distribución. La distribución ha sido, precisamente, una de las claves del éxito de Zara, principal empresa del grupo gallego Industrias de Diseño Textil (Inditex), que facturó el año pasado 107.180 millones de pesetas.
El segundo pilar del vertiginoso desarrollo de Inditex consiste en adaptarse rápidamente a la moda que pide el público. Y la tercera clave se ha convertido en su obsesión de los últimos cuatro años: mejorar cada vez más la calidad. Para ofrecer lo que la gente quiere, Inditex cuenta con 36 diseñadores que se encargan de idear la cantidad suficiente de ropa como para que el paisaje de las tiendas Zara esté lleno de novedades continuamente. Desde que surge la idea hasta que está colgada la prenda en una tienda pasan poco más de veinte días.
Semanalmente se renueva más del cuarenta por ciento de los productos de cada tienda. Una flota de unos cuarenta camiones distribuye dos veces por semana, y en ocasiones hasta tres veces, cantidades ingentes de ropa desde el centro industrial de La Coruña hasta los puntos de venta.
A pesar de la evidente inspiración de alguna ropa de Zara en las obras de famosos diseñadores, sus directivos afirman no haber tenido ninguna demanda judicial. Explican que el desarrollo de los últimos años se ha conseguido gracias a una constante de Inditex, que ha sido la política de reinversión de los beneficios y la búsqueda de equilibrio entre financiación e inversión.
Zara ha llegado ya a la mayoría de edad. Inditex, grupo en el que Zara representa el mayor porcentaje de ventas, da por terminada la implantación de la cadena en España. Ahora quiere crecer en el mercado francés y establecerse en Italia y Grecia mediante la colaboración con socios de esos países que se hagan cargo de la infraestructura material y humana. Desde 1989 cuenta con una tienda en Nueva York que sólo vende ropa de mujer y que aún no ha ganado la partida a los pantalones vaqueros. Más aún: tenía planes de abrirse camino en la Comunidad de Estados Independientes y otros países que pertenecen a su órbita, pero la dificultad de encontrar materias primas en esos lugares les ha hecho desistir de su intento.
(Adaptado de El País)

Seleccione la opción que le parezca correcta para responder a cada una de las preguntas sobre el texto Las tiendas Zara. Sólo una de las tres opciones es correcta.

Preguntas
1. El objetivo fundamental de este artículo es:
equiparar la situación de este negocio de ropa con el de una conocida marca norteamericana de refrescos
expresar sorpresa por el alto número de clientes que visitaron la cadena de tiendas el año pasado
comentar el triunfo de un empleado de una tienda de confección como empresario
Actividad de apoyo: ‘Ir a’ + infinitivo

2.

Según el texto, la gran aceptación de las tiendas Zara se debe principalmente a:
la rapidez y eficacia con que la ropa llega hasta ellas
su capacidad para saber adelantarse a los gustos de la moda y prever lo que quiere la gente
la calidad y originalidad de diseño de los productos que ofrece
Actividad de apoyo: Los ordenadores discursivos

3.

En el texto se sostiene que, con respecto a su implantación internacional, Zara:
ha desistido de invertir en la Comunidad de Estados Independientes por dificultades de distribución
quiere consolidar su presencia en Francia tras la experiencia española
pretende crecer en Italia y en Grecia mediante la colaboración de empresarios locales
Actividad de apoyo: Anuncios



http://cvc.cervantes.es/aula/dele/ds/cl_nov93_parte1/default.asp

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada